Combine Football & Health

La batalla entre ‘El Dios del trueno’ y el ‘Último hijo de Kripton’, Dios entre los humanos, se vaticinaba como algo épico, legendario, fuera de otro mundo…

El arranque fue a la velocidad de la luz, Rene Castillo, la Rana, inició el encuentro con un regreso que estuvo a nada de convertirse en el primer touchdown del encuentro, pero fue cuestión de tiempo para que los primeros 6 puntos se hicieran presentes en el marcador, un pase de Azahel Badillo que cayó en manos de Abraham Ávila, el Japo, más los 2 puntos producto de Omar Soriano, dieron a Supermans la ventaja inicial.

El Pollo, José Pablo del Valle, de Black Thunder, no se quedó atrás y volando por encima de los rivales, logró regresar el kickoff hasta el otro lado para poner los primeros 8 puntos, la conversión él mismo la hizo buena, el estadio estaba de pie, el Amalgam se vivía en vivo en las instalaciones del Velódromo Olímpico.

Pero el rumbo de las acciones no siempre es lo que aparenta, el gran ‘Boy Scout Azul’ mostró su verdadero poder y comenzó a escribir su hazaña en letras de oro, Rene Castillo, Abraham Ávila y Andri Ávila, no se tocaron el corazón y taladraron el orgullo de la defensa para herir de muerte a Black Thunder.

Algunos destellos por parte del equipo nórdico, daban esperanza a sus fanáticos en las tribunas, el coraje y corazón del ‘Pollo’ José Pablo, lograba 12 puntos junto con 6 puntos más de Tonatiuh Sanchez, sirvieron para darle sendos martillazos al Hombre de Acero, pero no fueron suficientes para hacerle daño.

Los Superman’s logran levantar el ansiado trofeo de campeón, una temporada casi perfecta coronada con el máximo galardón de la División I-B.

«No se trata de dónde naciste, o qué poderes tienes, o lo que llevas en el pecho, es sobre lo que haces

Other Articles

ArenaOtoño 2019reseñasVaronil
Llegó su oportunidad
ArenaOtoño 2019reseñasVaronil