Banner-Jumpin

El ‘Bones and skulls’ mantiene el buen paso y, en un combate interdivisional, logra su segunda victoria al derrotar 35-18 al Titán.

Haciendo las cosas, bien, imponiendo condiciones y no dejando dudas de que vienen por todas las canicas, así es el presente de Army. Después de diversas temporadas, vienen con la firme idea de no perder más tiempo y pelear por el Campeonato de Peso Welter (Div IV). Siendo local o visitante, hay que reconocer que vienen haciendo las cosas bien pese a que enfrente estaba uno de los siempre favoritos, el Titán.

Round 1. Haciendo valer su ley.

Bien lo mencionamos, el llamado ‘Bones and skulls’ no quiere dejar nada al azar o ser presa de las sorpresas e incertidumbres. Busca dejar claro que no vienen a especular, sino reafirmar el buen momento que vienen atravesando, basta ver el par de izquierdazos (TD de Josele Aguillón y Luis Ríos), que conectaron para poner a temblar al ‘Gigante del monte Otris’.

Round 2. Acelerando un poco

El Titán estaba tocado, la hinchazón en el pómulo derecho evidenciaba el severo castigo que recibió. Miraba con cierto asombro al rival pues no esperaba una estampida de golpes tan pronto, no quedaba de otra más que salir y hacer pagar la afrenta. Valió la pena, el castigo al cuerpo fue efectivo pues dos ganchos al hígado (2 TD de Aldo Muñoz) fueron los necesarios para hacer retroceder al rival, aunque solo fue para tomar vuelo pues regresó la cortesía (TD de Aguillón).

Round 3. Se despega en las tarjetas

Este fue sin duda el más engañoso de todos los asaltos, pues, pese a que ambos salieron tocados (TD de Army por Aguillón y de Titanes por Muñoz), los del pantaloncillo negro y plata tenían mayor efectividad al momento de conectar sus golpes. Recibían castigo, pero respondían con creces en todo momento. Todo se encaminaba a una eventual victoria.

Round 4. Hacen caer al gigante.

La inercia de todo el combate terminó por imponerse en el desenlace de este. ’El gigante del monte Otris’ terminó con la cara hacia las lámparas, viendo como su rival celebraba en la esquina neutral después de haber conectado un poderoso upper que lo mandó a dormir (TD y safety). La campana lo salvó del KO, pero la derrota estaba más que cantada ante los jueces que no dudaron en dar la victoria por decisión unánime al, aún invicto, ‘Bones and skulls’.

Other Articles

ArenaPrimavera 2020reseñasVaronil
Sigue siendo imperial
ArenaPrimavera 2020reseñasVaronil
Venden cara la derrota