Banner-Jumpin

El Pirata se queda cerca, pero no logró convencer a los jueces y termina cayendo 21-20 ante el Spartan ODA.

El Gimnasio ODA debe estar de manteles largos, alzándose el cuello y alardeando por haber tenido una semana perfecta para sus dos pupilos pues, tanto el Azteca como el Spartan, salieron airosos de sus respectivos combates, situación que no fue nada sencilla pues los rivales nos les dieron tregua y pelearon hasta el final. Basta ver la gran exhibición que dieron el Cowboy y el Pirata, sus respectivos rivales.

Round 1. Nada para nadie.

El haber caído en sus respectivos combates de la semana pasada provocaba que afrontaran el duelo con cierta cautela, no querían caer en confianzas ni cometer errores infantiles. Más que una lucha cuerpo a cuerpo, parecía una danza perfectamente coreografiada, esquivando y acertando los mismos golpes quedando sin un claro vencedor del primer episodio (TD de Isaac Castro por Piratas y de Luis Hidalgo por Spartans ODA).

Round 2. Continua la paridad.

Las esquinas de ambos pugilistas actuaban como auténticos maestros y eminencias del ajedrez, moviendo con precisión cada pieza en el tablero y poniendo en jaque al rival, presionando para cometer el error, pero la respuesta se pagaba con la misma moneda. Ambos a la lona en una ocasión (TD Spartans de Román Tenatic y de Piratas por Alberto Cárdenas), aunque el oriundo de Ojo de Agua tenía una ligera ventaja.

Round 3. Huele a un quinto asalto.

Pese a que sólo van dos semanas del certamen primaveral, el combate ha sido el más equilibrado de todos. El respeto caracterizó a este capítulo pues se limitaron a chocar los guantes, reconociendo la capacidad del rival y danzaron lentamente por todo el cuadrilátero. La igualdad se mantenía. No había un claro favorito.

Round 4. Con sabor a revancha.

Suena la campana y el público abandona sus asientos, pues el último asalto prefieren verlo y vivirlo con la misma intensidad que han demostrado los protagonistas quienes no se guardan absolutamente nada. El de Ojo de Agua pega primero (TD de Kevin González) y ‘El terror de los siete mares’ responde de la misma forma (TD de Castro). Los minutos se van y ambos se cuadran e inicia un intenso intercambio de golpes que sólo cesa con el sonido de la campana. Ambos celebran, los jueces le dan el triunfo al Spartan y un grito de revancha inunda el recinto ¿La habrá?

Other Articles

ArenaPrimavera 2020reseñasVaronil
Army, en plan grande
ArenaPrimavera 2020reseñasVaronil