Combine Football & Health

Los Cowboys mantienen su racha y logran domar a los Toritos Texcoco al vencerlos 37-15.

La Estrella solitaria’ sigue brillando, continúa en lo más alto de la clasificación (Junto con los Spartans CDMX) y, sobre todo, se mantiene como uno de los pocos invictos en la Temporada Otoño 2019. El balance de ofensa y defensa es de resaltar, pero en especial de esa gran muralla defensiva que los coloca como la mejor de su división.

Los Cowboys llegaban a su compromiso con todas esas credenciales, sin duda es uno de los grandes favoritos para llegar a pelear por el Tazón de la División 1-A; pero el mote de favoritos es algo que los Toritos Texcoco estaban dispuestos a poner a prueba. Se miraron con cierto respeto, pero con toda la seguridad de derrotar a su semejante. Vaquero y bestia, dispuestos a destrozarse.

Los de ‘La Estrella solitaria’ atacaron primero con la anotación de José Luis Meza, mismo que contó con la gran ayuda de su liniero, Leonel Ramírez, quién lo empujó hasta llegar a la zona prometida. Una carambola humana para poner los primeros puntos en los cartones. El primer asalto en el rodeo fue para el humano, pero las bestias no los dejarían irse tan fácil.

Los pequeños bravíos’ no cedieron, buscaron inmediatamente la revancha y quería, a toda costa, hacerle daño al rival, ya sea enviándolo a los aires o con una certera cornada. Al final, no fue ni una ni otra, pero si una excelsa combinación entre Gabriel Meneses y Carlos Villanueva para acercarse a sus rivales. Los Cowboys, por su parte, se crecieron al castigo y respondieron con dos TD (César Morán y Donovan Hernández).

Pese a todo, el toro logro cornear al rival. El responsable fue Álvaro Urzua quien interceptó el ovoide y lo regresó a zona vaquera para responder de gran forma a los reveses obtenidos; el único detalle fue que dejaron todo en lo que fue la jugada grande del partido. Los Cowboys aprovecharon el cansancio de la bestia para liquidarlo con un Safety y otro par de anotaciones cortesía de Morán y Ramírez. Faena, oreja y rabo.

Other Articles

ArenaOtoño 2019reseñasVaronil
Un jugoso invicto
ArenaOtoño 2019reseñasVaronil
Retoman el camino