Combine Football & Health

Los Therions no tienen piedad y eliminan a unos mermados Irons tras apabullarlos 43-6.

La palabra misericordia no existió, fue eliminada por completo del diccionario de ‘Las Bestias’ en el compromiso que sostuvieron ante ‘La Máquina escarlata’, otro de los duelos de matar o morir que nos regaló la fatídica y última semana regular del certamen otoñal. Un boleto para dos equipos, uno tiene una semana más de vida, el otro puede planear el Torneo del Pavo o pensar en la primavera del 2020.

Los Irons, un equipo de gran tradición dentro de LEXFA, se caracterizó por ir de más a menos, de matarse en cada yarda y desplegar un juego explosivo en los primeros partidos a ser una caricatura, algo que perdió por completo el camino, que lejos de imponer condiciones se veía como uno más. Todo lo anterior sumado a las ausencias que tuvo en este último juego.

Evidentemente le pasó factura y los Therions no iban a dar tregua, chance, ni guardar jugadores en solidaridad con el mermado rival. Ellos a lo suyo, a ganar y llevarse a casa uno de los boletos que otorgó la peleada División III. No había espacio para la duda y si para las cuatro anotaciones que hicieron en la primera mitad del partido realizadas por Juan Pablo Castillo y el destacado David Martínez quien hizo tres TD -dos de ellos por la vía de la intercepción-.

La Máquina escarlata’ fue una sombra, su eterno coach no sabía que hacer ni que moverle a su equipo para evitar la catástrofe, la hecatombe en la que se encontraban, la defensa se hacía agua y la ofensa, después de tanto batallar, lograron hacer lo suyo con la solitaria anotación de Atlalli Fernández.

En el complemento no había mucho que hacer, la temática fue la misma, con unas Bestias aprovechando todos los espacios y las bondades que, involuntariamente, ofrecía la defensiva escarlata. Dos anotaciones más (Antonio Martínez y Franklin Colmenares) y un safety fueron suficientes para dejar con la cara al sol a sus rivales, mismos que tienen mucho que replantear pues han perdido la brújula desde hace mucho tiempo.

Other Articles

ArenaOtoño 2019reseñasVaronil
Sin felinos, no hay fiesta
ArenaOtoño 2019reseñasVaronil
Tiro de gracia