Combine Football & Health

Con la victoria de 14-12, los clasificados Cheyennes le arrebatan el sueño de postemporada a los Centauros.

Bien lo decía un desaparecido Espinoza Paz: “Lo intentamos, pero no pudo funcionar” Los Centauros se quedaron a sólo tres puntos de la clasificación, de obtener uno de los preciados lugares que sólo están disponibles para seis equipos de la División V. Ganar, sólo eso les bastaba porque las derrota los dejaba en el limbo.

Lo sabían, eran más que conscientes que la clasificación dependía sólo de ellos, era ganar si o si, pero el partido no es de un solo equipo ya que sus rivales, los Cheyennes, que llegaron clasificados a su compromiso en el Velódromo Olímpico, no buscaban especular con el marcador, no era sólo entrar al emparrillado y ya, ellos venían a imponer condiciones y demostrar porque llegaron al cotejo con el boleto en su poder.

La situación obligaba a ‘Los Procuradores’ a ser agresivos en todo momento, asfixiar a la defensa rival y sacar todos los puntos que fueran necesarios. Con más riñones que ideas, llegó la primera anotación del juego con la combinación de Héctor Goyzueta y Ernesto Gómez. El júbilo era total para los rojiblancos, mismo que duro sólo unos minutos.

La Tribu verde del Politécnico’ no quiso guardarse nada, no hubo descanso para titulares ni para sus mejores hombres, uno lo llaman abuso, otros un profundo respeto por el rival pues bien dicen qué, si quieres llegar a la final, debes vencer al que te pongan enfrente sin importar quien sea. Así lo aplicaron y lo confirmaron con sus dos TD (Christopher Torres y Erik Ledezma) y sus dos conversiones, las cuales significaron la diferencia del partido.

Los Centauros no tenían de otra, era desbocarse al frente o morir en el intento. Muchas veces llegaron a la zona roja, pero la desesperación se apoderó de la imaginación y las jugadas se quedaban en la defensiva rival que los detuvo en todo momento, salvó en la última escapada de Edgar García que les puso drama a los instantes finales del partido, pero no fue suficiente, no alcanzó el tiempo y tuvieron que despedirse del certamen otoñal. Tan cerca y a la vez tan lejos.

Other Articles

ArenaOtoño 2019reseñasVaronil
¡Bestiales!
ArenaOtoño 2019reseñasVaronil
Volando a la clasificación