Combine Football & Health

El equipo de Army hace la chica y se lleva el último boleto de la División IV al derrotar 32-14 a Gorilas Salvajes.

Ninguno estaba clasificado, ninguno lo tenía seguro, vaya, ni siquiera el triunfo de Gorilas Salvajes o Army era garantía de aspirar por un lugar en la Fiesta de Arena, pero aún así se tenía que salir al campo de juego a matarse y dar todo de sí, pues siempre será mejor una buena despedida que un amargo adiós.

En el entendido de lo anterior, parecía que sólo uno de los dos entendió lo que estaba en juego, ‘Los Skulls and bones’, quienes, pese al primer TD de ‘Los Primates orientales’ (realizado por Omar Jiménez), no se echaron para atrás y respondieron de la misma forma con el ingreso a la zona prometida de su WR, Miguel Lazcano. Había juego en el Velódromo Olímpico.

Lo cerrado de la primera mitad nos auguraba un complemento protagonizado en todo momento por las defensivas, pero justo en el despeje de patada se borraron todos los pronósticos con la anotación de vestidor que realizó Luis Ríos. La fiesta apenas empezaba pues otro par de anotaciones se sumaron a la causa del equipo Army con un TD más de Ríos y otro de Sergio Cuellar.

La algarabía era total, ‘Los Skulls and bones’ estaban dando la campanada, estaban dejando sin oportunidad a los Gorilas y la tierra de la Postemporada se veía cada vez más cerca. ‘Los Primates orientales’ comenzaron a sentir pasos, su perseguidor estaba a nada de pasarlo, las energías se iban agotando y con un último esfuerzo realizó una nueva anotación por conducto de Abner Guzmán.

Pero todos los astros se alinearon, las cartas cayeron a su favor y todos los rituales habidos y por haber se conjugaron para darle alcance a su rival, rebasarlos, dejarlos en el camino y alcanzar la meta con el último ingreso a las diagonales de su QB, Josele Aguillón. La magia, la brujería, los hechizos, las mandas ¡Todo le salió al equipo de Army! quienes se robaron el último boleto de la División IV y hay que tenerles miedo, pues, si los adagios no mienten, caballo que alcanza…

Other Articles

Sin categoría
La lente de Lexfa
ArenaOtoño 2019reseñasVaronil