Combine Football & Health

En una épica Final, los Búfalos Toluca se imponen 29-24 a unos bravos Aztecas de Ojo de Agua.

La Temporada Otoño 2019 no podía terminar de otra forma, cualquier partido que se nombró como El mejor del certamen ha quedado atrás después de ver lo ofrecido por ‘Los Cuernos escarlatas’ y ‘El Imperio tenochca’ en lo que fue una de las mejores finales que se hayan visto por lo emotivo, emocionante y vibrante que fue de principio a fin.

Lo de ambos se puede catalogar como un clásico mexiquense, el norte enfrentándose al oeste en una batalla por la superioridad del estado vecino, sólo una pregunta rondaba en todos los rincones del campo del juego ¿Quién ansiaba más el triunfo? Los Aztecas ODA fueron los primeros en despejar esa duda y lo hicieron de forma categórica con el regreso de Kickoff de Jair Mendoza.

Una bofetada del tamaño de los Búfalos Toluca no podía pasar desapercibida y mucho menos tener una represalia. La experiencia de los escarlatas salía a relucir con el doblete de José Antonio Becerril, a destacar el hecho de que en ambas anotaciones canjearon con éxito la conversión de dos puntos. El gigante bufaba con furia. La experiencia se estaba imponiendo a la juventud.

El Imperio tenochca’ se encontraba en problemas, tenía de revertir la situación lo más pronto posible y quitarse la presión y el yugo del cual estaban siendo víctimas, por lo que recurriendo a Iván Córdoba para liderar el contraataque y acortar distancias entre ambos equipos. Cada uno su golpe, todos a sus esquinas a preparar la siguiente jugada y replantear las estrategias planteadas, aún quedaba una mitad por delante.

Pese a tener el mismo número de anotaciones, la diferencia seguía en favor de los escarlatas, todo gracias a los yerros de los Aztecas en las conversiones. Para colmo de males, los toluqueños anotaron nuevamente por conducto de César Sandoval. La diferencia era cada vez más larga, el calor aumentaba y la condición física ya era factor. Los de Ojo de Agua no cedieron, no retrocedieron y nuevamente vieron su esfuerzo recompensado con otra anotación de Mendoza.

El tiempo escaseaba, la diferencia era de cuatro puntos y ‘El Imperio’ tenía el balón en su poder, pero no lo podían avanzar, una larga serie de castigos los retrasaban constantemente hasta que vino la jugada que lo cambió todo. Una intercepción del 57 de ‘Los Cuernos escarlatas’, Arturo Carbajal, fue la diferencia, tomo el regalo del rival y lo llevó a la gloriosa zona de anotación. La fiesta era roja, era de la experiencia, era del campeonato, era de Toluca.

Los Aztecas le pusieron drama al final con otro TD de Mendoza, pero el tiempo se esfumó junto con toda esperanza de una posible remontada y el soñado doblete. Se luchó hasta el final, dejaron todo, pero el LEXFA Bowl sólo tenía un dueño. Aplausos a los dos, que nos regalaron un juego de antología y el nacimiento del clásico mexiquense. Gracias.

Other Articles

ArenaOtoño 2019reseñasVaronil
Una marea de campeonato