Un auténtico capitán de mar y tierra, surca las misteriosas aguas del golfo de México en búsqueda de fortuna y riqueza, pero no la material, no la dorada, ni la que orilla a la avaricia y la codicia. Su tesoro es diferente, invaluable e imperecedero.
Los lingotes se cambian por balones, las monedas por yardas y las finas telas por los uniformes y la utilería. Un tesoro que descubrió hace casi cuarenta años, cuando inició sus primeras expediciones en mar abierto y encontró su pasión, su football. Así inició todo con Leonel Pérez, quien lleva las riendas de LEXFA Golfo de México, desde el puerto jarocho.
Jugando para diversos equipos veracruzanos, desde Vikingos de la U. De Veracruz hasta Delfines del Tecnológico veracruzano, navegando en distintas ligas de la entidad hasta llegar al proyecto de Raiders que mantiene actualmente -en gran parte gracias a su vástago-.
Con un millar de leguas recorridas y una vasta experiencia, llegó a la familia LEXFA en el 2009, con el proyecto del Golfo de México, el cuál reunió a más de 10 equipos de la entidad jarocha y con quiénes retomó la emblemática tradición de jugar el Tazón Carnaval de Veracruz, llegando pronto a su clímax al jugar un partido de football, por primera vez, en Estadio Beto Ávila ante más de dos mil gentes, hecho sin precedentes ya que contó con la presencia del entonces gobernador del estado veracruzano, Fidel Herrera.
Un inmenso currículum a cuestas no es motivo para que ‘el pirata’ Leonel pierda el piso pues, en sus palabras “solo le estoy regresando un poquito al Football americano de todo los que me ha dado“.
Please follow and like us:

Other Articles

Personalidades
Sin categoría